Unable to create /cache/mod_novasfh/sfh_56.xml configuration file.
Click here for more information.
Please update your Flash Player to view content.
Catalán

Medito la palabra

El evangelio de hoy nos presenta el relato de la vocación de los discípulos, pero desde una perspectiva diferente a la de los evangelios sinópticos. Juan subraya la actitud de búsqueda de los discípulos, incitada por el testimonio de Juan el Bautista que reconoce en Jesús al Mesías. “¿Qué buscáis?”. Contrasta con los evangelios sinópticos, en los que es el mismo Jesús quién toma la iniciativa de la vocación y llama a sus discípulos (“Ven y sígueme”).

El otro acento que coloca Juan en este relato es la importancia del encuentro personal con Jesús. Los futuros discípulos habían escuchado a Juan el Bautista proclamar que Jesús es el Mesías esperado, fruto de su encuentro en el Jordán. De este modo, el evangelista nos quiere decir que no importa lo que se conozca de Jesús, lo importante es encontrarse con Él.

El tercer subrayado está en la experiencia radical que supone este encuentro: es una experiencia que transforma la vida, un nacer de nuevo. No nace de las ideas, sino de compartir la vida (“Venid a verlo”) y tiene como fruto el querer contagiarlo a otros. Fíjate cómo el evangelista recuerda la hora del encuentro, señala la comunicación a otros de la experiencia para que también la vivan, y el cambio de nombre a Simón–Pedro: es un encuentro que marca la vida.

¿Vivo realmente en actitud de búsqueda?

¿Cómo fue la primera vez que Te encontré, Señor?

¿Cómo cambió mi vida?

Infórmate

Hazte amigo nuestro en el

Síguenos en el

Seguir a webdepastoral en Twitter

Comparte este artículo